lunes, 25 de mayo de 2015

Entrevista a José Antonio Roldán sobre diferentes casos relacionados con el misterio en Radio Marca

    Alfonso Trinidad junto a José Antonio Roldán en los estudios de Radio Marca en Barcelona

Entrevista a José Antonio Roldán en el programa Nit de Misteris (es en castellano) de Alfonso Trinidad. Diferentes temas relacionados con su trayectoria en el misterio. El programa se emite los sábados de 01 a 03 horas de la madrugada y podéis escucharlo en el 89.1 FM si estáis en Barcelona y en Radio Marca Barcelona 










Más info:
www.enlabusquedaradio.com www.facebook.com/joseantonio.roldansanchezii
www.twitter.com/jarsroldan

jueves, 14 de mayo de 2015

Entrevista a Josep Guijarro, autor de "Coincidencias Imposibles"


   
                 Josep Guijarro, en Punt de Trobada Màgic, presentando "Coincidencias Imposibles"

  Hoy traemos a En la búsqueda a Josep Guijarro, uno de los autores catalanes más prolíficos, tanto por su faceta literaria como su intervención en los medios de comunicación. Trabajador incansable, buscador de respuestas y todo un hombre del Renacimiento nacido en pleno siglo XX, Guijarro, plantea en su obra "Coincidencias Imposibles" de Libros Cúpula, del Grupo Planeta, una serie de casos altamente curiosos que dan mucho que pensar.

No es una "coincidencia", y mucho menos un imposible, que vayamos a entrevistarte en ELB, porque siempre es un placer tenerte entre nosotros. En esta ocasión, con un libro que ya lleva varios meses en liza y que va por la quinta edición. Todo un éxito en los tiempos que corren en el mundo editorial. Josep, ¿cómo estás viviendo el fenómeno de "Coincidencias Imposibles"?

Pues de la única manera que es posible vivirlo. Desplegando tus "velas" al viento y dejándote llevar. No todas las "coincidencias" son interpretables, ni todas tienen sentido en el momento de experimentarlas. Son hechos mágicos que pueden cambiarte la vida y que sólo el tiempo pondrá en valor.

Como todo libro tiene un inicio y no me estoy refiriendo a la plasmación en papel, sino a su génesis principal, ¿cómo surje la idea de realizarlo?

En realidad no fue una propuesta mía, sino de la editorial. Me dio a elegir entre varios temas y el de las coincidencias me resonó porque, desde hacía años, coleccionaba recortes -al más puro estilo Charles Fort- de anécdotas. Ésto, unido a que siempre me gusta filosofar, inclinaron la balanza en favor de este tema. Fue todo un acierto.





¿Qué entiendes por coincidencia?

Lo dice el diccionario: ocurrencia de dos o más cosas o personas a un tiempo y que, a diferencia del azar (que sucede aleatoriamente) puede haber un plan detrás.

Quien haya leído el libro ya, o quien lo vay a leer, verá ante todo un trabajo muy exhaustivo de búsqueda de datos y casos, ¿te ha llevado mucho tiempo dicho trabajo?, ¿te quedaron en el tintero para alguna segunda parte?

Sí. Como te adelanté ya coleccionaba sucesos desde hacía años y la redacción supusieron seis meses de ordenación. Ahora estoy planificando una segunda parte.

¿Existe la "buena" y la "mala" suerte?, ¿es algo en lo que tengamos que basar nuestra existencia?.

Sin duda alguna. Y lo bueno es que depende de nosotros, de nuestro ánimo que atraigamos buena o mala vibración a nuestra existencia. El azar tiene sus reglas y, como descubrirás en el libro, una de ellas -la llamada serialidad- hace que la suerte o la mala suerte venga a nosotros por rachas. Lo saben muy bien los jugadores... hay que romper las malas rachas, como sea y restrablecer nuestro equilibrio.




Los hay que opinan que el destino está escrito para los restos y los que piensan que no, que solo nosotros podemos ser los escribas de nuestra propia historia, ¿en qué posición te encuentras tú?

Pues creo en el Destino pero, ojo. Eso no significa que no valga la pena luchar. No sabemos qué es lo que está escrito y, en cualquier caso, el camino intermedio hasta ese final, sí lo decidimos cada día con nuestras decisiones. Hay veces en que la coincidencia sirve de advertencia, de indicador... pues hagámosle caso.

La Ciencia, ¿cómo afronta el fenómeno de las coincidencias?

La física cuántica ha dado una vuelta de tuerca a todo esto. Hasta la década de los años 20 se creía que el universo era ordenado y predecible. Hoy ese cosmos se nos queda pequeño para explicar ciertos fenómenos, la probabilidad no puede explicarlo todo.

De los casos que has incluido en tu obra, ¿cuál de ellos te ha impactado más o te ha dado más de pensar?

Hay muchos, de verdad. Me quedo con los que yo mismo he experimentado con motivo del libro y que he recopilado en un epílogo.

¿Te has encontrado casos que a priori podrían encajar en tu libro y después, cuando has investigado sobre él, han sido un chasco?, es decir, ¿te has encontrado casos que los habían hecho "coincidir"?

Sí. Como en todo lo relativo al misterio hay mucha leyenda urbana. Por ese motivo he tratado de cribar muchísimos casos.




Yo que he estado en bastantes de tus presentaciones, y conferencias, he podido comprobar que mucho de los asistentes, al acabar, han interactuado contigo, ¿ha sucedido eso con Coincidencias?, ¿te han aportado nuevos datos sobre casos que has incluido en el libro o sobre nuevos?

Muchísimos. He logrado recopilar más de 100 nuevas coincidencias imposibles y eso demuestra que el fenómeno sigue siendo tan común y generalizado como en la antigüedad. A mi juicio refranes como "hablando del rey de Roma" o, "el mundo es un pañuelo", o "no hay dos sin tres" demuestran la proliferación del fenómeno en tiempos pretéritos.

Hablando de coincidencias imposibles, ¿tú, en lo personal, has podido vivir alguna de esas coincidencias de las que escribes?

Sí, ya te lo adelantaba antes. Ha sido una pasada: Hablar de Jung y la coincidencia del escarabajo y que aparezca uno en la ventana de mi escritorio. Hablar de dobles y que un ilustrador de La Vanguardia meta un spiderman con mi rostro... es de flipe.

Como se suele decir, tú, que eres un culo de mal asiento, siempre estás metido en diferentes proyectos, ¿nos puedes adelantar algo de esos próximos proyectos o en qué andas ahora metido?


Acabo de terminar mi próximo libro que es una aventura por 12 países en busca de los restos de una humanidad perdida hace 12.000 años... espero que os guste.



Más información en: http://los32rumbos.com
                                    http://www.facebook.com/josep.guijarro
                                    http://twitter.com/josepguijarro

miércoles, 13 de mayo de 2015

11 de Mayo del 2015, ¿vuelven los ovnis a Montserrat?



     Los 11 de cada mes, como viene siendo habitual desde hace más de tres décadas, son el punto referencial de los interesados en el tema ovni en Cataluña, España y en gran parte del planeta. La montaña mágica de Montserrat recibe a decenas de personas, que llegan a la conocida “explanada de los avistamientos”, con diferentes formas de hacer y pensar, pero reunidos bajo la curiosidad que representa el fenómeno ovni en sí.
    El pasado 11 de Mayo del 2015 no fue una excepción, y a pesar de ser lunes hubo una asistencia elevada, tanto en el Hotel Bruc, punto de encuentro habitual, como después en el lugar de concentración, al que llegó el contactado catalán Luís José Grífol sobre las 00:05 horas de la madrugada. Aunque, según nos informaron varias personas, ya había gente allí desde las 22:00 horas.


Montserrat, los ovnis y Luis José Grifol


    El 29 de Agosto de 1983, el periódico El País, publicaba un artículo, firmado por el periodista Enric Calpena donde hablaba, precisamente, de  Luís José Grífol Gutiérrez, que por aquel entonces tenía 39 años, y solo habían pasado unos pocos años desde el inicio de los 11. Voy a reproducir parte de dicho artículo porque sirve a forma de resumen, para los que conozca por primera vez de este interesante caso, tanto por la fenomenología en sí como por el carácter social del asunto.


     Los 11 de cada mes aglutinan en Montserrat aficionados y curiosos del tema ovni


“El hormigueo le empezó una noche de 1977. "Me recorría el cuerpo una extraña sensación", afirma mientras intenta no mirar, un poco nervioso, al fotógrafo, "que no supe entonces a qué atribuir. Salí al balcón, para no asustar a mi familia, y entonces vi unas luces en el cielo, justo encima de mi cabeza, que se desplazaron hasta desaparecer por el horizonte". A los pocos días el hormigueo volvió y el fenómeno de las luces también se repitió. "Entonces ya me di cuenta de lo que ocurría. Había una evidente relación entre la sensación y las luces que se movían por el cielo". A partir de entonces las premoniciones empezaron a ser habituales. "Tuve varios sueños en los que se me anunciaba cuándo y dónde se iban a observar apariciones, que siempre fueron confirmadas por recortes de prensa", señala. Luego empezó a visitar la montaña de Montserrat, la montaña santa de Cataluña. "Allí he hecho innumerables contactos con ovnis. Lo que avala la autenticidad de mis contactos es que conmigo han visto ovnis en Montserrat cientos de personas de toda clase y condición", afirma Grífol. A partir de 1977, las visiones, contactos telepáticos y avistamientos de ovnis se sucederán en la vida de Grífol. "No hace falta un contacto directo, como el que tendríamos con cualquier persona. Para Ellos", con mayúscula, porque según Grífol es necesario tenerles un gran respeto, "es más fácil mantener contactos telepáticos que directos con los humanos". Está convencido de que los extraterrestres son ángeles que velan sobre nosotros, "como perros pastores que cuidan el rebaño humano".


   Datos a destacar del 11 de Mayo del 2015

         Dibujo realizado por Luís José Grífol sobre lo visto el pasado 11/05/2015


    Sobre las 01:23 de la madrugada un objeto volador no identificado fue avistado por gran parte de los presentes en la “explanada de los avistamientos”, coincidiendo con una ligera indisposición del contactado catalán. Lo observado, según describía el propio Luís José, y parte de los presentes fue un bólido con una estela azul verdosa, que pudieron ver bien, quienes estaba situado en la dirección indicada previamente por Grífol, porque su paso fue de unos pocos segundos, pero los suficientes para poder apreciarlo, al menos aquellos que tenían su visión orientada hacia esa parte de la bóveda terrestre.
    Al terminar la charla, Luís José Grífol, mientras se dirigía a su vehículo e intentaba recuperarse de su malestar corporal, se dirigió a mí para que hiciera público lo que pasó esa noche en la montaña Barcelona y por ello, precisamente, estoy escribiendo este texto. No puedo dar mi testimonio sobre lo visto porque me encontraba, casualmente, en posición contraria a lo avistado y cuando me di la vuelta para ver lo que casi todo el mundo estaba viendo ya fue demasiado tarde. No puedo describir lo que no he visto, pero no puedo negar que muchos asistentes sí lo vieron y describían un objeto similar, otra cosa será ya encontrar el origen concreto de lo avistado.


           Luís José Grífol entrevistado el 11 de Junio del 2010



    Según el propio Grífol: “los Señores del Cielo escribieron otra página memorable de los Contactos Mental visuales. Que os hagáis con relatos de gente de vuestra confianza que vivenciaron la sorpresiva e imponente respuesta de ELLOS por petición de una trayectoria en el cielo, de cuatro palmos horizontales de la mano extendida dirección Venus, partiendo desde el centro del macizo montserratino, según propuse y convine previamente con todos los presentes, y que ELLOS satisfacieron exactamente y con creces, cuando yo agotado estaba a punto de desmayarme por no haber comido apenas, y haber hecho muchas cosas, y con el consentimiento de quienes tenía justo a mi lado, me apoyaba en esas personas. Su encendido lo hicieron  fluorescente verde esmeralda con rastro doble y tintes plateados y azul turquesa en el centro”.

                 Sergi Alegre, nos comenta su experiencia
    

    Una de las personas allí presentes, que pudo ver lo que comentaba el contactado catalán, fue el arquitecto Sergi Alegre que comentaba sobre lo que visto que: “era una especie de destello en movimiento desplazándose en línea recta de derecha a izquierda, o sea, de Este a Oeste (tal como había pedido Grífol). Era bastante más grande que las estrellas fugaces y se iluminó durante un segundo aproximadamente. Se podían apreciar trazos de chispas en la parte superior e inferior. El color era azulado plateado. Al menos así es como lo percibí yo”. Alegre me enviaba un dibujo para ilustrar lo que allí se vio para poder describirlo más gráficamente.

                                                                                          

    Recreación de Sergi Alegre de lo visto el 11 de Mayo del 2015 en Montserrat


    Rafa Ruíz, de “El Espacio Abierto”, nos hace una breve crónica de lo vivido por él en la zona de concentración de los días 11: “al llegar a la explanada de los 11 nos encontramos con un número inusual de asistentes, tratándose de un lunes del mes de mayo. El cielo se mostraba extraordinariamente claro y sin luna visible, por lo que podíamos disfrutar de un espectacular tapiz estrellado como pocas veces he contemplado desde Montserrat. Pese a la claridad de la noche, las famosas luces trazadoras no hicieron a penas acto de presencia, por lo que todo el acto lo protagonizó Luís José Grífol, que se extendió prácticamente hora y media conversando con los asistentes y contestando a todas las preguntas que realizaban los más curiosos. Cabe destacar que al inicio de su charla, pidió a “los de arriba”, como él los llama, que en caso de mostrarse, lo hicieran por cierta zona que él mismo eligió.
Hacía tiempo que sentía curiosidad por conocer de viva voz de Luís José la experiencia que vivió en esa misma explanada junto a unos jovencísimos Javier Sierra y Manuel Carballal en la noche del 23 al 24 de junio de 1987, así que me atreví a preguntarle al respecto. Haciendo gala de su amabilidad, Luís José se recreó en contar la experiencia, añadiendo detalles que hasta ese momento yo desconocía. Mientras recordaba lo acontecido aquella noche, Grífol mostró síntomas de indisposición, lo que causó que tras terminar de relatar su vivencia despidiera la reunión. Pidió disculpas por tenernos que abandonar, se excusó por no encontrarse muy bien y en el preciso instante de terminar sus palabras, una multitudinaria exclamación de gran parte de los allí presentes arrancó un aplauso de todos los asistentes. Según me comentaron varios testigos, justo en el lugar donde Luís José había solicitado hora y media antes que se mostraran “los de arriba”, un bólido de considerable tamaño, cruzó la zona dejando tras de sí una prolongada estela azul verdosa que permaneció varios segundos en el firmamento. Por desgracia, yo me encontraba de espaldas a esa zona y no conseguí girarme a tiempo, pero la gran exclamación que arrancó no me deja lugar a dudas de que aquello, fuera lo que fuera, ocurrió”.


     De izquierda a derecha: Rafa Ruíz, Luís José Grífol y David Cuevas. Hotel Bruc


 
    El periodista David Cuevas, presente en la explanada el pasado 11 de Mayo del 2015, me comentaba que: "toda una experiencia. Evidentemente, han sido muchos años escuchando de aquellas ya míticas ufo-quedadas de los días 11 en Montserrat con un maestro de ceremonias de lo más peculiar. Carismático, culto y contactado, Luís José Grífol sigue manteniéndose, a sus más de 70  años, como la única referencia periódica en ciernes de estas características. Mis expectativas ante tamaño hecho cuyos tintes sociológicos me han seducido desde siempre, han quedado intactas.
La cerca de hora y cuarto de discurso de Grífol me mantuvo ensimismado. Aquella comunión con buena parte de los allí congregados es algo digno de ver, observar y estudiar. Entre peculiares repasos a la actualidad, teorías varias, alguna que otra petición a los “seres del cielo” y hasta con turno de preguntas incorporados, la noche del pasado 11 de mayo de 2015 la guardaré en mi retina hasta el fin de mis días. Mención aparte merecen las casi hirientes bromas que, de vez en cuando, se atisbaban de fondo por parte de algunos imberbes de cerebro plano que, pese a lo que digan, no querían estar ahí. Una falta de respeto que se vio compensada por la tan infinita como cósmica paciencia del líder “de la manada”. Tal y como comenzaba mis palabras, me reafirmo en que fue toda una experiencia a la que espero volver".  

     Luís José Grífol el pasado 11 de Mayo del 2015. Fotografía: David Cuevas



    Cristina Olivé, restauradora de profesión, me comentaba que: “era la primera vez que me acercaba a la reunión del día 11 en la montaña de Montserrat. Me asombró la cantidad de gente que llega a reunirse, aunque observé que muchos iban simplemente para pasar el rato y divertirse un poco, pero entre tanta gente había los que buscan una respuesta, un contacto o confirmar que no estamos solos en el universo. Gente seria e interesada en que algo sucediera....
    Llegué a las 22:30. El cielo estaba despejado, con un clima perfecto. Éramos cinco personas solo en la explanada, en silencio esperábamos que algo sucediera y de pronto un punto de luz fijo en el cielo empezó a moverse de golpe a toda velocidad desde Olesa de Montserrat hasta perderse detrás de la montaña dirección Manresa. Alguien dijo que podía ser la Estación Espacial Internacional que cruzaba el cielo. Miramos la hora para averiguar si podía ser eso y confirmarlo después. A partir de ese momento se vieron muchos puntos de luz parecidos a estrellas que se movían de golpe en cortos trayectos. Eran como fichas de ajedrez que cambian de posición en un tablero. No eran tráfico aéreo ni estrellas fugaces pues eso se distinguía claramente en la inmensidad del cielo. La explanada fue llenándose de gente con ganas de diversión y fue entonces cuando dejó de verse movimiento en el firmamento. Habían pasado más de dos horas y media desde que llegué...
    ¿Que vimos? No lo sé, sinceramente. Aunque sí sé lo que no eran. No eran ni aviones, ni estrellas fugaces, y tampoco creo que fueran satélites. Sus direcciones y rumbos eran demasiado erráticos para serlo y recorrían desde nuestra distancia cortos trayectos para desaparecer en el cielo de golpe. Si todo el mundo que asiste se tomase en serio lo que allí se intenta hacer, en silencio, con concentración, seguro que los avistamientos no se harían esperar, pero el ambiente festivo no facilitaba la tarea.
     En conclusión, tal vez para contactar no haga falta ir el día 11. Montserrat es un punto mágico y telúrico, con una visión del cielo increíble, libre de luces, y seguro que cualquier día es bueno para "ver" que algo se mueve en el cielo, hablando mentalmente con nosotros...¿Volveré? ...seguramente. Si la primera vez ya "vi" algo, ¿qué sucederá la segunda?”.


          Cristina Olivé, en uno de los miradores de la Abadía de Montserrat


    Me puse en contacto con el Servei Meteorològic de Catalunya intentando averiguar qué puedo suceder aquella noche en el macizo de Montserrat, situado a 50 kilómetros al noroeste de Barcelona, entre las comarcas de la Anoia, del Bajo Llobregat y del Bages.Nosotros no tenemos constancia, pero puede ponerse en contacto con el Observatorio Fabra para ver si ellos tienen alguna información”, fue la respuesta del Meteo.cat.



           Jorge Onsulve, presenta y dirige La Fábrica de la Ciencia


    Intentando encontrarle una explicación lógica a lo observado el pasado 11 de Mayo del 2015 le consulté a Jorge Onsulve, divulgador científico y presentador del programa radiofónico, La Fábrica de la Ciencia en Ràdio Gavà (Barcelona). Según Onsulve: “Cada día caen cientos objetos que, por suerte para nosotros, se disgregan en la atmósfera. La fricción y las altas temperaturas alcanzadas en las capas altas realizan una función protectora. Partículas de roca, hielo, incluso a veces restos del fuselaje de satélites, iluminan las noches. Se calcula que varias toneladas de estos objetos desaparecen en la atmósfera y un porcentaje bajísimo impacta con la tierra. Hay que recordar que una partícula de pocos milímetros puede provocar un destello fácilmente observable. Parece ser que lo que observasteis el otro día en Montserrat podría tratarse de una de estas partículas, o incluso un objeto de mayor tamaño, pero no suele impactar con el suelo. Lo que me dices que era de color verde, bueno puede ser debido a la atmósfera o a la refracción solar si lo observasteis a primera hora de la noche”.



                    Antonio Bernal, astrónomo del Observatori Fabra (Barcelona)
    

    Antonio Bernal, astrónomo del Observatori Fabra del Tibidabo, en Barcelona, me comentaba, tras describirle los testimonios de lo visto en Montserrat este pasado 11 de Mayo: “por la descripción que hace, se trata efectivamente de un bólido que es producido por un cuerpo que penetra a la atmósfera superior a gran velocidad y se desintegra por el calor generado. Puede tratarse de un trozo de roca de unos pocos centímetros de diámetro que son los que suelen dejar una estela luminosa durante unos segundos. Podría tratarse de un fenómeno esporádico o también podría pertenecer a una de las lluvias de meteoros que ocurren durante el año, quizás a las Eta Acuáridas, que son de esta época. Pero eso sólo se podría saber si se conoce con exactitud la trayectoria del bólido”.



   Jorge Núñez, catedrático Departamento de Astronomía y Meteorología de la UB


    Jorge Carlos Núñez de Murga, catedrático del Departamento de Astronomía y Meteorología de la UB y académico numerario de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona (RACAB), nombrado nuevo director del Observatorio Fabra, a finales de Febrero del 2015, me comentaba, sobre lo visto en Montserrat, que: “Con seguridad se trató de un bólido tal como apuntas. He consultado la web de la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos http://www.spmn.uji.es/ESP/SPMNlist.html y no hay registros para esa noche. Esa misma página ofrece la posibilidad de reportar vuestra observación”.
   
    El punto negativo de la noche, como suele ser habitual, fue la presencia de diferentes núcleos de botellón improvisado, con la consumicción de bebidas alcohólicas y otro tipo de sustancias, además de la mofa de lo que allí estaban presenciando. Cada cual es libre de hacer lo que le venga en gana, pero en lo personal desplazarse hasta allí para eso es algo, que al día de hoy, a mí me tiene intrigado
    Desde que mi padre, que en paz descanse, nos llevó a mi hermana Marisol y a mí por primera vez, han pasado ya más de treinta años, por lo que de una u otra manera, mi vida ha ido ligada al fenómeno ovni de Montserrat y al caso de Grífol, al que en lo personal le tengo un gran aprecio, porque su trato siempre fue cordial, además de no haberle visto jamás lucrarse de sus presuntos contactos, tal y como han hecho, hacen y harán diferentes contactados/as alrededor del orbe terrestre. No voy a entrar en el posible origen de lo observado allí, a lo largo de todos estos años, pero lo que sí que está claro es que los 11 de cada mes numerosos aficionados y sobre todo, curiosos, se siguen acercando a la “explanada de los avistamientos” en busca de respuestas algunos y otros en busca de pasar un rato de diversión y relajación. Sea como sea sigue siendo un lugar a tener en cuenta a la hora de visitar, aunque siempre hay que tener el espíritu crítico por delante. Observar todo, preguntar y mirar todos los detalles que acontecen para luego formarse una opinión propia sobre qué puede haber de real o no en este caso en concreto.


       El autor del reportaje en la, aún, "explanada de los avistamientos" el 11/09/2008

Más información:



Nota: Si has tenido alguna experiencia similar en Montserrat el pasado 11 de Mayo del 2015 (o en otras fechas) puedes comunicarte conmigo a contacto@enlabusquedaradio.com o en twitter @jarsroldan1


jueves, 7 de mayo de 2015

martes, 5 de mayo de 2015

Entrevista a José Manuel Frías, autor de "Canción de Cuna. 15 relatos estremecedores"




El mundo del misterio está muy ligado a la literatura. Son muchos los autores que durante décadas han plasmado en sus obras diferentes temas que están relacionados con lo insólito, lo paranormal, ufológico y los temas de frontera en general. Hoy os traemos a las entrevistas de En la búsqueda la última obra del polifacético autor malagueño, JoséManuel Frías.

Según el propio Frías: “Las historias incluidas en “Canción de cuna” suponen una dosis de choque, un arriesgado ejercicio de lectura que empuja al lector a un reino donde impera el miedo en su esencia más pura. Siguiendo la línea de Stephen King o Edgar Allan Poe, sus referentes literarios, José Manuel Frías propone un inquietante viaje a través de quince relatos que harán las delicias de los amantes de la ficción de terror. Si es usted una persona aprehensiva, no lea este libro a media luz. Si lo hace, puede que sus ojos hurguen de vez en cuando en la oscuridad que le rodea, y le costará girar la cabeza sin saber si algo se oculta detrás del sillón. Advertido queda”.

Desde hace más de dos décadas, José Manuel Frías, ha estado vinculado con los temas de periodismo de investigación de misterio y entre otras muchas cosas ha sido, y es, locutor, presentador, reportero, guionista y colaborador de diferentes revistas, televisiones y radios. Pero será mejor que él mismo nos muestre de qué va su “Canción de Cuna. 15relatos estremecedores” y nos hable también de sus inquietudes y formas de ser




Muchos ya conocemos tu faceta como escritor, tanto de ensayo como de novela, pero me gustaría saber cómo es el génesis de una de tus obras, por ejemplo, ¿cómo surge la idea inicial de realizar esta compilación de relatos bajo una misma temática?


Aunque tengo escritas varias novelas inéditas, el ámbito del relato siempre me ha gustado. Creo que los cuentos, si están bien narrados, condensan lo mejor de una novela. Son pequeñas joyas; una especie de “dosis de choque”. Hacen disfrutar al lector de manera acelerada, sin necesidad de excesivos vericuetos. Y en el mundo del terror literario, eso es muy importante. Tener la capacidad de dar un golpe de efecto. Por eso me he decidido a abrir esta puerta a la ficción, vieja y nueva a la vez en mi trayectoria profesional, comenzando por una selección de relatos de terror.


A la hora de realizar uno de los relatos, incluidos en tu libro, ¿en qué te basas?, ¿qué parte hay de imaginación, vivencia personal, realidad?...


Son muchos los elementos que me sirven de combustible a la hora de poner por escrito las historias. Aunque es ahora cuando he dado el paso, ando en la narrativa desde los ocho años, momento en el que escribí mi primera novela. Y los detonantes de los que me nutro han sido siempre los mismos: experiencias que he vivido, sucesos ajenos de los que he sido testigo, y cosas extrañas que sueño a menudo (en el sentido literario, rentabilizo mis sueños). Todo ello lo trasmuto en escenarios y personajes.


Aunque es una pregunta muy trillada, pero creo que básica para entender al autor de cada libro, ¿qué tipo de literatura y autores lees y cuáles te han marcado?


Siempre he sido un fiel seguidor de Stephen King (el relato “Canción de cuna”, que da nombre a la obra, es un tributo a su figura), y un admirador de la obra de Poe (“El amante que reclama” es un guiño a su espeluznante manera de crear ambiente). Todo ello sin olvidar el primer relato intrigante que leí en mi vida, a los siete años: “La metamorfosis”, de Kafka. La historia de aquel tal Gregorio Samsa que despierta convertido en cucaracha, o escarabajo, me hizo descubrir el escalofrío, la inquietud que causan los buenos textos.







¿Algunos de los miedos de José Manuel Frías están reflejados en tu libro?

Siempre se reflejan los miedos del autor en este tipo de literatura. Es inevitable, seas o no consciente. Es una especie de retroalimentación, una especie de catarsis. Un escritor supura sus temores y sus traumas en sus relatos, convirtiéndose éstos en una válvula de escape. En “Dientes”, por ejemplo, expongo ese miedo tan absurdo y cerval a que de pronto, y sin motivo, se te caigan las piezas dentales.


Para ti que es más difícil, ¿desarrollar una novela o un ensayo o condensar toda una trama en las pocas hojas de un relato?


Me gustan ambas cosas, novela y relato. Son completamente diferentes. La novela es más laboriosa, requiere más tiempo, más documentación, pero a la vez te lo tomas con más calma, convives más tiempo con los personajes, etc. El relato es un golpe, instantáneo, menos laborioso pero más concentrado. Requiere las palabras exactas. Ambas cosas tienen su encanto y su dificultad. He empezado con un libro de relatos, pero mi idea es publicar en breve alguna de mis novelas inéditas.


Frías en su sección de misterios del "Hoy por Hoy" (Cadena Ser), junto a Isabel Ladrón de Guevara


Influencia mucho tus vivencias en el misterio, y en el periodismo de misterio e investigación, a la hora de escribir?


Salvo alguna excepción, apenas nada. No he querido hacer demasiado fácil el trabajo. Si usara como trama las investigaciones realizadas hasta el momento, podría hacer una enciclopedia de relatos, pero he querido ser original, ir por otro camino. De hecho, en “Canción de cuna”, sólo el relato “Toc, toc” incluye parte de la información de una de mis investigaciones, el caso de un fantasma que avisa a los enfermeros de la muerte de los pacientes. Aún así, he elaborado una trama singular sobre esa historia.


Eres un apasionado de las letras y también de la radio y eso lo reflejas en muchas de las cosas que vas desarrollando y en mundo tan complejo como el de los relatos es difícil plasmar una idea inicial en tan poco espacio, ¿has logrado hacerlo en estos quince relatos?


Cuando comienzo una historia, no me pongo excesivos límites. Hay textos que empecé a escribir pensando en relatos, y que acabaron como novelas. Pero sí, en algunas ocasiones intuyo que la historia será corta, y en principio no me causa mucha dificultad concretarla en poco espacio.


    El autor de "Canción de Cuna" junto al locutor radifoónico Miguel Blanco de "Espacio en Blanco" 

Muchos relatos podemos leerlos, y a la vez escucharlos, porque son dramatizados en diferentes programas, y según la temática, muchos de ellos en programas de misterio, En “Canción de Cuna. 15 relatos estremecedores”, ¿podemos hallar esa simbiosis entre literatura y radio? ¿Ves tus relatos con posibilidades de dar el salto también a la radio?


Por supuesto. Ya se hizo una prueba con “Fotografía” y quedó genial. Es otra manera de entender y de disfrutar las historias, con el sonido y los efectos de audio.


Por propia experiencia, en ocasiones, algunos textos que comienzan siendo relatos cortos van “creciendo” hasta convertirse en novelas, ¿ves eso posible en alguno de los 15 relatos de Canción de Cuna?


Es cierto que eso ocurre a veces. Tanto es así, que hay un par de relatos que no han entrado en esta selección, porque se destinaron al terreno de la novela. Uno de ellos conforma ahora la primera parte de una saga detectivesca que espero publicar en breve.


Te conozco desde hace muchos años y siempre has estado haciendo muchas cosas, dentro y fuera del misterio y de la literatura, y lógicamente, ahora estarás inmerso, como siempre, en diferentes cosas, ¿alguna de la que podamos saber?


Mis proyectos están enfocados, principalmente, al campo de la literatura. Sigo trabajando, como no podía ser de otro modo, en ensayos de misterio que muestran el resultado de mis investigaciones, entre ellos un par de libros guías para completar la colección andaluza de la editorial Almuzara. Y, por supuesto, ando inmerso en el pulido de un par de novelas que espero que vean la luz a final de año.



José Manuel Frías junto al investigador malagueño Juanfra Romero



¿Dónde podemos encontrar tu libro si nos apetece adquirirlo?


Es un libro de venta en exclusiva en Amazon. La parte mala, que no se encuentra en librerías. La buena, muy buena, que cualquier persona desde cualquier punto del mundo, puede pedirlo y recibirlo en apenas tres días, con unos gastos de envío irrisorios. Si eres de España, lo puedes solicitar en Amazon.es, mientras que si lo quieres pedir desde otro lugar del planeta, puede hacerse desde Amazon.com






Más información en: www.josemanuelfrias.com

                                    www.amazon.es/dp/1511716525

miércoles, 22 de abril de 2015

Descubren docenas de huevos de dinosaurio en China

Por Naomi Ng, CNN
0343 ET (0743 GMT) abril 22, 2015




Hong Kong (CNN) — La ciudad china que cuenta con el mayor número de huevos de dinosaurios en el mundo añadió un nuevo lote a su impresionante colección.

Trabajadores de la construcción desenterraron el pasado domingo 43 huevos de dinosaurio fosilizados durante trabajos de reparación en la ciudad de Heyuan, en la provincia meridional de Guangdong, dijeron las autoridades.

La ciudad, que se autodenomina el "hogar de los dinosaurios", ganó un récord mundial Guinness por la mayor colección del mundo de huevos de dinosaurio en su museo en 2004.

Huang Zhiqiang, director adjunto del Museo Heyuan, dijo a CNN que era la primera vez que los fósiles son descubiertos en el centro de la bulliciosa ciudad.

Los trabajos de reparación de las carreteras se detuvieron mientras un equipo de investigadores y trabajadores de la construcción saltó a una zanja para desenterrar los huevos.

De hasta 13 centímetros de diámetro

Diecinueve de los huevos están completamente intactos, y la mayor medida de uno de ellos es 13 centímetros de diámetro, dijo Huang.

Los investigadores dijeron que continuarán examinando los fósiles para determinar a qué especies de dinosaurio pertenecen.

La mayor parte de los huevos en la colección existente en el museo pertenecen a Oviraptor y dinosaurios con pico de pato, que vagaban por la tierra hace 89 millones de años.

Cerca de 17.000 huevos de dinosaurios han sido descubiertos en la ciudad desde que se descubrió el primer grupo de fósiles en 1996 por niños que juegaban en una obra en construcción, informó la agencia oficial de noticias de China Xinhua.

Los misteriosos puntos luminosos que reaparecieron en el planeta enano Ceres

Jonathan AmosBBC, Ciencia

21 abril 2015Compartir
No se sabe a ciencia cierta por qué aparecen esos puntos luminosos en Ceres.

Los misteriosos puntos brillantes del planeta enano Ceres están de nuevo a la vista.

La nave espacial Dawn, de la NASA, que llegó a este mini mundo el 6 de marzo, está ahora instalándose en su primera órbita, a unos 13.500 kilómetros de su superficie.

La aproximación de la sonda sucedió por la parte trasera, en el lado nocturno, ocultando los puntos al sistema de cámaras y a los instrumentos de detección remota.

Pero cada día que pasa, Dawn está viendo más terreno iluminado por el sol, incluyendo ahora sus características más enigmáticas.

La secuencia de imágenes nueva fue tomada hace una semana cuando la sonda estaba todavía a unos 22.000 kilómetros de la superficie.
La secuencia de imágenes nueva fue tomada hace una semana cuando la sonda estaba todavía a unos 22.000 kilómetros de la superficie.

Sin embargo, muestra claramente el punto más brillante en el oscuro paisaje.

El equipo científico de la misión de la agencia espacial estadounidense aún no ha nombrado su ubicación, refiriéndose a él simplemente como Región o punto cinco.

No se sabe a ciencia cierta por qué los puntos reflejan la luz solar de esa manera en comparación a su entorno. Se alude a la presencia de hielo, pero el hielo no sería estable en un cuerpo sin atmósfera.

Otra sugerencia son las sales, tal vez dejadas atrás después que los hielos se hayan evaporado.La sonda Dawn tendrá datos concretos a primeros de mayo.

Lo que es intrigante es que no todos los puntos brillantes de Ceres tienen la misma naturaleza. Otro punto localizado, conocido como región 1, es mucho más frío que el terreno que lo rodea. Region 5 no muestra tal comportamiento.

Chris Russell, investigador principal de Dawn, le dijo a BBC la semana pasada: "Puede ser la composición de la superficie, en el que el material diferente de ese punto en particular conduce el calor de una manera diferente a la otra área", asegura.

"Así que la primera cosa que piensas es que cuando ves diferentes temperaturas es que habrá una distinta conductividad térmica del material de la superficie".

Dawn llevará a cabo una intensa campaña de observación a partir de esta semana y estarán disponibles a principios de mayo. Los científicos deberían entonces poder decir algo más preciso sobre Ceres y sus fascinantes puntos.

En la semana del libro / Sant Jordi 2015 Diario de un psicólogo a 0'99 Euros



Con motivo de la Semana del Libro / Sant Jordi 2015 la novela de humor negro Diario de un psicólogo: desde que fui hasta que dejé de serlo (ELB Ediciones, 2015) del escritor catalán José Antonio Roldán tendrá un precio especial de 0'99 Euros en Amazon. Para adquirirla podéis ir directamente aquí http://www.amazon.es/dp/B00TN9PW8Y



jueves, 2 de abril de 2015

Los poderosos telescopios del Polo Sur que registraron las ondas del Big Bang

David Briggs BBC Horizon

1 abril 2015

Pocos saben que a poco más de un kilómetro del Polo Sur se encuentra uno de los telescopios más poderosos de la Tierra. Operativo todo el año, es parte de uno de los grandes experimentos de nuestro tiempo: escanea los cielos en busca de ondulaciones, las huellas del primer instante tras el Big Bang.

Son pequeñas ondas en el tiempo y espacio que, de detectarse, servirían para probar la teoría de la inflación, la expansión superrápida del espacio que se cree ocurrió inmediamente después del Big Bang.

Llegamos al polo el 1º de diciembre, tarde por la noche. Cuando bajamos del avión de la Fuerza Aérea estadounidense y pisamos la nieve sentimos la intensidad del frío.

Hacía -35º y el viento soplaba con fuerza. Estábamos a gran altura y el aire era delgado.

En la distancia, podíamos ver una serie de telescopios. Habíamos llegado a la estación del Polo Sur.


La estación del Polo sur es accesible solo tres meses al año. Las temperaturas son lo suficientemente cálidas como para llegar y salir en avión en ese períodoJohn Kovac, astrónomo

En marzo de 2014, un equipo de astrónomos sorprendió a la comunidad científica cuando anunció que su telescopio en el Polo sur había detectado posiblemente una señal de las "ondas gravitacionales" del universo temprano.

Las ondas gravitacionales son uno de los fenómenos más misteriosos del cosmos.

Son ondulaciones en el espacio y el tiempo, y las ondas que el equipo cree haber detectado surgieron en las primeras fracciones de segundos de la historia del universo, momentos después del Big Bang.

Fue una de las historias científicas más excitantes de 2014, y nosotros vinimos al Polo Sur a filmar -junto al astrónomo John Kovac y su equipo- un documental para el programa de la BBC Horizon.

Lea: Por qué las primeras huellas del Big Bang son un hito extraordinario
Una ventana de tres mesesEn la foto vemos al telescopio del Polo Sur (izq.) y al BICEP3 (derecha).

La estación Amundsen-Scott es una de las tres bases de investigación permanentes de Estados Unidos en la Antártica, financiada por la Fundación Nacional de Ciencia.

Es sólo accesible por avión durante el verano austral -de fines de octubre a mediados de febrero- y en esa época es cuando John Kovac y su equipo viajan allí para trabajar con sus telescopios.


Cuando llevamos uno de estos telescopios como el BICEP1 o el BICEP2 al Polo Sur, viajamos con un equipo y trabajamos sin pausa por tres meses para que todo quede funcionando. Calibramos el telescopio, lo afinamos y lo dejamos en perfectas condicionesJohn Kovac, astrónomo

"La estación del Polo sur es accesible solo tres meses al año. Las temperaturas son lo suficientemente cálidas como para llegar y salir en avión en ese período", dice Kovac.

"Cuando llevamos uno de estos telescopios como el BICEP1 o el BICEP2 al Polo Sur, viajamos con un equipo y trabajamos sin pausa por tres meses para que todo quede funcionando. Calibramos el telescopio, lo afinamos y lo dejamos en perfectas condiciones".

"Luego nos subimos a un avión y nos vamos, excepto por una persona. Él ve como los aviones se van y sabe que no va a ver a otro por unos nueve meses. Durante esos nueve meses verá al sol acercarse cada vez más al horizonte. Y luego vienen seis meses de oscuridad".

Lea también: Ven por primera vez las huellas que el Big Bang dejó en el espacio
Más seco que el SaharaEl telescopio llamado Keck Array ha sido modernizado con nuevos sensores.

En este viaje, el equipo estaba instalando un nuevo telescopio llamado BICEP3. Llegó cuidadosamente embalado en varias cajas de madera. El equipo debe armarlo, probarlo y dejarlo listo para el invierno.

El nuevo telescopio está siendo instalado en el edificio que albergó antes al BICEP2 - el telescopio que detectó por primera vez las enigmáticas señales que causaron tanta conmoción el año pasado.

Pero en esta historia había otro personaje: un telescopio llamado Keck Array.Las ondas gravitacionales permitirían probar la teoría de la rápida expansión del universo tras el Big Bang.

En pocas semanas el equipo lo está actualizarlo, con "nuevos ojos", para que continúe buscando ondas a la par de su vecino, el BICEP3.

Ambos telescopios tiene la misma misión, pero ¿por qué están ubicados en el Polo Sur?

Por varios factores: están en una zona elevada (2.835 metros), el frío es extremo -las temperaturas pueden descender en invierno hasta -82º, y el aire es increíblemente seco.

A pesar de la nieve, el Polo Sur es más seco incluso que el desierto de Sahara. Todo esto convierte al Polo Sur en el sitio ideal para los telescopios que tratan de detectar las ondas gravitacionales primordiales.

La carrera por descubrir las ondasKovac y su equipo solo puede acceder a la estación del Polo Sur tres meses al año.

Lo que el equipo había pensado que era una señal de las ondas gravitacionales del universo primitivo, parece ahora tener un origen mucho más complejo.

Información del satélite Planck de la Agencia Espacial Europea y un nuevo análisis de los equipos del Planck, BICEP y Kek Array, apuntan a que la mayoría de las señales del BICEP2, sino todas, vienen del polvo galáctico.

Hace falta hacer más mediciones antes de que los científicos puedan estar seguros de que las ondas gravitacionales del universo temprano realmente existen.

Esto es un gran golpe para Kovac y sus colegas. Pero, con el nuevo telescopio BICEP3 y la versión actualizada del Keck Array, el equipo está en una buena posición para continuar trabajando.

A diferencia de lo que hacían el BICEP2 antes, el BICEP3 y el Keck Array escrutarán el cielo en frecuencias múltiples y esto aportará nueva información crucial que permitirá diferenciar el polvo galáctico de cualquier señal de una onda gravitacional.

El equipo compite con otros grupos de investigadores que operan telescopios en diversos sitios, desde el Polo Sur hasta el norte de Chile, hasta desde telescopios que viajan en globo por la estratósfera.

No importa quién llegue primero, lo cierto es que la búsqueda de ondas gravitacionales del universo temprano se está calentando.