blogger counters

sábado, 28 de mayo de 2011

Dos noticias sobre nuestro satélite natural

 

Nuevos estudios podrían cambiar teoría de formación de la Luna

Viernes 27 de Mayo del 2011

Una nueva investigación está desafiando las teorías de larga data acerca de los orígenes de la luna.
Científicos estadounidenses analizaron diminutos granos de vidrio volcánico recogidos en la última misión tripulada a la Luna en 1972 y descubrieron que debajo de la superficie de la Luna se encuentra cien veces más agua de la que se pensaba.
De confirmarse el estudio (publicado en la revista Science), ésto echaría por tierra las teorías de que la Luna se formó de los escombros de una gran colisión entre la Tierra y otro cuerpo.
Los científicos siempre han creído que la fuerza de ese impacto habría vaporizado casi toda el agua entre los escombros. La presencia de agua en la Luna se confirmó en 2009 cuando la NASA colocó dos sondas en la superficie.

Fuente: Redacción BBC


La Luna pudo haber tenido tanta agua como la Tierra

Viernes 27 de Mayo del 2011

Un análisis de sedimentos recogidos por la misión Apolo 17 -última tripulada a la Luna en 1972- muestra que el interior de la Luna tiene mucha más agua de lo que se pensaba.



El estudio, publicado en Science, investigó los depósitos de material volcánico atrapados en granos de vidrio.


Según la investigación, debajo de la superficie lunar hay cien veces más agua de la que se había medido antes.  Esto indicaría que la Luna alguna vez albergó un volumen de agua similar al del Mar Caribe. La presencia de agua en la Luna se confirmó en 2009 cuando la NASA colocó dos sondas en la superficie. La teoría más reconocida sostiene que gran parte del agua que se ve en la superficie lunar llegó a través de impactos de cometas de hielo o meteoritos acuosos. Según los científicos, la fuerza de ese impacto habría vaporizado casi toda el agua entre los escombros. Sin embargo, este estudio demuestra lo contrario. De confirmarse, ayudaría a descifrar cuánta agua hay exactamente en el interior de la Luna y arrojaría luces acerca de cómo -y a partir de qué- se formó.

Años anteriores


En 2008, un equipo de investigadores del Instituto Carnegie y de la Univesidad de Brown, en Estados Unidos, analizó el agua contenida en las muestras de magma lunar recogidas por las misiones Apolo. En un artículo de Nature, los científicos dijeron que las muestras contenían cerca de 10 veces más agua de la que esperaban. Sin embargo, el magma que estudiaron se había formado en eventos volcánicos denominados "fuentes de fuego" -muy similares a los observados en lugares de la Tierra, como Hawai- que habían hervido gran parte del agua que contenían.

Ahora, en cambio, el mismo grupo ha encontrado una serie de "cápsulas geológicas del tiempo" entre los granos. "Hemos hallado muestras de magma atrapadas dentro de cristales sólidos denominados olivinos", explica Erik Hauri, geoquímico del Instituto Carnegie y autor principal de la nueva investigación. "Debido a que este magma está atrapado dentro de un cristal, no puede perder su agua luego de una erupción, por lo que las inclusiones derretidas preservan el contenido de agua original del magma", dijo Hauri a la BBC.

El equipo encontró que los dijes de magma lunar contenían aproximadamente cien veces más agua que las muestras anteriores, lo que significa que en el interior de la Luna alguna vez hubo tanta agua como la que hay en la capa de la Tierra que se extiende justo debajo de la corteza.

"No es coherente"


El hallazgo, de ser confirmado, estaría desafiando las teorías de larga data acerca de los orígenes de la Luna, que sostienen que se formó de los escombros de una gran colisión entre la Tierra y otro cuerpo.
Se cree que un objeto del tamaño de Marte se estrelló contra la Tierra mientras se estaba formando, lanzando un disco de material fragmentado y fundido que con el tiempo se fusionó con la Luna.

Pero en ese escenario, las temperaturas extremas generadas por el impacto habrían hervido el agua y la Luna habría comenzado a secarse. Por esa razón, aunque existe suficiente evidencia para apoyar la teoría, Hauri asegura que hay algo que no concuerda.  "Estas creencias no coinciden con la cantidad de agua que nos encontramos", dijo. "Supongo que la idea de la teoría del impacto sigue siendo correcta, pero hay algo fundamental acerca de la física del proceso que no entendemos".

Fuente: Jason Palmer para BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario