blogger counters

martes, 14 de junio de 2011

Ex-Suboficial Mayor de la Fuerza Armada de Argentina avista un supuesto Ovni



Por: José Antonio Roldán

Un No Identificado fue observado el pasado día 17 de Enero en las cercanías de la Base Naval de Puerto Belgrano,próxima a la ciudad de Punta Alta (Argentina). Los testigos del avistamiento indicaron la presencia de un supuesto ovni de un brillo excepcional a una altitud de unos 2.500 metros, al mismo tiempo, que en la superficie del lugar se producían espontáneos y potentes remolinos de viento.
El Caso Faini salta así, de una forma distinta, a los medios de comunicación. El periódico La Nueva Provincia de Bahía Blanca se hace eco del asunto, y es así precisamente como nos llega el caso a nuestras manos. Un testimonio más de avistamiento ovni en Argentina, de no ser por el
presente y el pasado militar de varios testigos del mismo. Según la estación meteorológica situada en Comandante Espora -dependiente la Fuerza Aérea argentina- la tarde se caracterizó por su notable claridad (la visibilidad era de 20 kilómetros) y por imperceptibles vientos de superficie cuyas velocidades oscilaban entre 7 y 11 kilómetros horarios."Aquí no se notaron anormalidades", señaló esa
misma noche el capitán de navío Ricardo Leprón en una escueta nota informativa de la Armada, la cual terminó por achacar tal revuelo a un globo aeroestático.
Aunque la hipótesis del globo sonda ha quedado descartada por los investigadores "no oficiales" del caso, porque desde Espora se mantuvo que "hace tiempo que no se realizan este tipo de lanzamientos". La Base Naval de Puerto Belgrano es la más importante de la República Argentina y sus instalaciones portuarias conforman una gran dársena de 243.000m² rodeada de varios muelles que en conjunto totalizan 2.472m de frente de atraque. Pero este avistamiento tuvo un testigo de los denominados
"cualificados", el ex-miembro de la Armada, Marcos Herminio Faini, de 63 años. Que hasta ese momento se había definido como un "incrédulo de la cuestión platos voladores, ovnis y fenómenos de este tipo".
"Mire, sé que a lo mejor me pueden tomar como un charlatán, pero puedo asegurar que después de haberme pasado media vida en el mar, como señalero de buques y dedicado a las observaciones meteorológica, he visto algo muy especial y, según me parece, de valor científico", afirmó sin
titubear Faini, suboficial mayor retirado de la armada en 1983. Faini también narra cuál fue su sorpresa al observar un remolino sobre el obrador donde se construye la futura Escuela de Suboficiales de la Armada. "Pensé que sería consecuencia de alguna máquina, sobre todo por la potencia. El remolino era concéntrico y no se trasladaba. En fin, todo fuera por la corriente", continuó el jubilado, manteniendo siempre una sobria imparcialidad antes los hechos. "Cuando busqué de nuevo, visualmente, la columna de tierra, hacia el sudeste noté un objeto muy brillante. Se lo mostré al suboficial de la guardia del hospital. 'Es un plato volador', me respondió como si nada y otros pasajeros -Faini iba montado en un Micro Omnibus de Punta Alta- se quedaron mirando lo mismo. En seguida, llegaron más curiosos. El objeto evidenció un leve desplazamiento, siempre en la misma dirección", explicó Faini. El testigo apuntó que sería más o menos las 13:00 horas cuando había
tomado el autobús. Faini desestimó que el objeto que él había visto fuese un globo sonda, ya que según explicó: "ellos, a medida que ascienden, proporcionan datos hasta que, a una indeterminada altura, estallan". En su afán de hacer creible lo que había visto Marcos Herminio Faini apuntilló: "el remolino absorbía tierra hacia arriba y no se trasladaba, simplemente giraba con gran potencia y el polvo no se esparcía. Ojo, tampoco había helicópteros operando en el lugar".  "Navegué en el buque "Punta Médanos", en los cruceros 'General Belgrano' y '9 de Julio' y hasta en el portaviones '25 de Mayo', así que no estoy para salir en los diarios diciendo cualquier cosa", aseveró el viejo marino haciendo notar enfáticamente que de algo le debían de haber servido los 30 años de servicio a su país. Nacido en la localidad de General Alvear (Entre Ríos) ingresó en la armada en 1954.


CONFIRMANDO EL AVISTAMIENTO


Sin duda, el conocimiento de la noticia y la peculiaridad del testigo en sí nos llamó la atención. Por lo que quisimos corraborar lo que hasta ese momento había salido publicado en los rotativos de la zona.
Con una suerte tremenda, y con la inestimable ayuda de los reporteros que habían cubrido la noticia, conseguimos ponernos en contacto con el testigo principal de aquel extraño suceso. Y fue el mismo Faini el que nos confirmó lo que al parecer podría ser un ovni. "Yo no tomé nota de las personas. Pero yo calculo que unas 8 o 10 personas como mínimo lo vieron. Pero qué ocurre yo no soy periodista ni
ando en ésto. Entonces no, no me tomé el trabajo ni tampoco tuve en cuenta de ponerme a anotar los nombres nombres de las personas. Eran transeútes comúnes", nos explicaba Faini, a la vez que nos confirmaba que días después otras personas también le dijeron haber sido testigos del caso.
"El objeto si bien yo lo veía desde dentro de la Base, pero la perpendicular, vertical del objeto quedaba bastante afuera de la Base Naval. Porque si usted mira un objeto a diez mil pies de altura con un ángulo de 60 o 70 grados son algunos kilómetros", apuntó el testigo a modo de aclaración.
"Para mi decir esa palabra, 'plato volador', es una palabra muy fuerte, muy grande. Para mi es un objeto, es un objeto extraño", continuó Faini para confirmarnos también que la teoría de que se tratase de un globo sonda no la veía muy coherente. "El objeto tenía un tamaño de una pelota de fútbol, eso tiene un tamaño bastante grande", ya que a diez mil pies un objeto de esas características tiene unas proporciones enormes, nos intentó aclarar el propio Faini.
Pero el punto delicado de la conversación, que mantuvimos con el ex-suboficial argentino, llegó cuando hicimos mención de lo que podría ser la participación de otras personas de la Armada argentina, otro suboficial -como mínimo- en activo de la Base Naval de Puerto Belgrano según fuentes periodísticas. "Yo le aclaro que yo no puedo hablar en nombre de la Armada, la Armada tiene sus autoridades. Yo soy una persona que entré desde el puesto más humilde. Me retiré como suboficial mayor, pero insisto. Yo no puedo hablar en nombre de la Armada", así de contundente se mostró Faini ante nuestra insinuación. Añadiendo que: "Pero yo creo que la Armada para brindar nombres de
personas...no sé si va...O sea la Armada, de acuerdo a los diarios de acá, reconoce que se vio un objeto. Pero yo no puedo dar nombres de personas. Nosotros estamos formados por una disciplina de cuerpo que nos obliga a ser muy mesurados al hacer una apreciación", Faini intentó durante toda la
conversación posterior que ese concepto quedase bastante claro, aunque a la vista de testimonio y por la cercanía de la Base Naval no se puede descartar tal punto. De hecho las investigaciones que estamos
realizando van en ese camino.  "De noche uno ve muchas veces luces. Pero es muy distinto ver una luz
en el horizonte o en el firmamento que ver un objeto y que lo vean varias personas. Pero el punto que a mi me llamó la atención, insisto, fue la relación que encontré entre el objeto que se veía en altura. ¡Qué lo descubrimos por casualidad!, porque seguíamos la columna de tierra que se levantaba.
Ahora yo no afirmo que la columna de tierra la producía el objeto. ¡Habrá sido una gran casualidad!, o a lo mejor la producía", Faini nos confirmaba punto por punto todo lo que los periodistas de Punta Alta nos habían comentado.
"El objeto se lo veía de un blanco brillante, eso si se distinguía perfectamente (...) No despedía luces. No giraba nada, se mantenía estático". A la pregunta que le hicimos sobre la posible consistencia
material del objeto nos dijo: "Yo diría que si...por la brillante que producía". "Descarto que fuese un planeador, porque el planeador gira, digamos, se desplaza en forma ondulante haciendo "piartas" (?), en forma concéntrica pero amplias, se va desplazando de acuerdo a las corrientes ascendentes o descendentes". El ex-marino se aleja así de una explicación natural o conocida para lo que vio. Pero la normalidad con la que nos comentaba lo acontecido era asombrosa. "Yo me fui a hacer lo que tenía que hacer, porque no daba para más. Yo no tenía cámara fotográfica cerca ni nada por el estilo. Tenía
que hacer un trámite personal-administrativo de modo que me fui y aquello quedó allí". Según Faini, el hecho de que había más personas le liberó de la responsabilidad de quedarse.      "...A lo mejor yo tendría que haber tomado....los nombres de las personas...pero, ¡qué se yo!...Uno no es ducho en esto. Yo me limité a avisar a una guardia que estaba allí próxima", dejó como reflexión, este "especial" testigo de un fenómeno ovni en Punta Alta, antes de finalizar nuestra conversación con él.
Hasta aquí un primer avance de lo nos comentó Marcos Herminio Faini. Pero la labor de investigación no queda aquí. Esperamos poder manteneros al día en todo lo referente a lo que ocurrió el 17 de enero del año 2000.



A través del paso de los años se han ido recogiendo interesantes  casos y testimonios en la misma zona dónde Marcos Herminio Faini afirma haber observado un extraño objeto volador. Entre los más destacados encontramos:

1º) 25 de octubre de 1973. Dionisio Llanca, un joven de 24 años por aquel entonces, decide viajar en un camión desde Bahía Blanca -donde vivía con unos familiares- hasta su casa en Ingeniero Jacobacci. Nunca llegó a finalizar el trayecto. Fue encontrado en la madrugada de esa misma noche en las inmediaciones de la estación de servicio "El Cholo". El estado de amnesia total y el fuertes dolores de
cabeza hizo que fuese internado en un clínico. Ante la sorpresa de sus interlocutores, Dionisio contó que había sido víctima de un peculiar encuentro con un objeto volador que se posó sobre su cabeza y lo paralizó instantaneamente con una especie de haz de luz. Aseguró haber visto tres seres de aspecto raro, altos, rubios y cuyas vestimentas eran unos estilizados trajes blancos.
Al poco tiempo, dos ufólogos de la zona aseguraron que un matrimonio había sido testigo de la situación que Llanca les había contando. Pero fue en 1984, cuando Fabio Zerpa se ocupó del caso, sometiendo incluso a Dionisio Llanca al conocido "suero de la verdad" (pentotal sódico).

2º) 5 de enero de 1975. Sobre las tres de la madrugada, Carlos Alberto Díaz  terminó su jornada laboral como mozo. Sobre las 3:30 vio una potente luz descender del cielo. Y según su propio testimonio quedó inmóvil, perdiendo el conocimiento poco tiempo después. Al volver en si -siempre apoyándonos en sus propias palabras- se encontraba en una esfera de suelo plastificado, sin orificios aparentemente hacia el exterior (sin puertas ni ventanas). Al cuarto de hora se le acercaron tres personas que no tenían manos, boca, nariz ni orejas. Al poco tiempo volvió a perder el conocimiento.
Carlos Alberto Díaz "reapareció" al alba a 45 kilómetros de la Capital Federal. El único testigo de esa posible "abducción" fue un diario local,  que por su fecha certificaba que pocas horas atrás había estado en Bahía  Blanca.

3º) 17 de septiembre de 1978. Ricardo Germán Safontas afirmó observar un No Identificado en los alrededores de la localidad de Pigüé.

4º) 26 de septiembre de 1978. Héctor Ponzoni vio, junto a su familia,  varios objetos luminosos que descendían sobre el horizonte. Sólo unas  horas antes había sido observado un objeto similar en el pueblo de Comahue.

5º) 14 de julio de 1995. Óscar Zabaleta, ex- funcionario del municipio de Viedma (Río Negro) narró que había sido objeto de una especie de teletransportación. Según Zabaleta, había llegado desde el punto que se  encontraba en un campo a un monte, a 2'5 kilómetros de distancia,  transportado por una fuerza extraña a una altura de dos o tres metros del  suelo, "en la mitad del tiempo que demandaría cruzarlo un caballo"·.

6º) 25 de agosto de 1995. En los rotativos de la zona sale publicado que  durante muchas noches varias personas avistan luces inexplicables en una  zona rural cercana a Bahía Blanca.

7º) Abril de 1998. Continuos cortes de energía eléctrica, bajadas de tensión producidas en Bariloche están interconectadas en el tiempo con varios casos de avistamiento de No Identificados en la zona.  El último caso datado sobre un posible avistamiento de un ovni es precisamente el que al parecer tuvo el ex-marino Marcos Herminio Faini. Una zona geográfica dada a todo tipo de fenómenos o encuentros con objetos voladores no identificados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario