blogger counters

miércoles, 20 de julio de 2011

'Todavía queda mucho por explorar en la Luna'

Thomas Reiter voló al espacio en 1995 y 2006. | ESA.Thomas Reiter voló al espacio en 1995 y 2006. | ESA.
  • Thomas Reiter participó en los cursos de verano de la UPM
  • Considera que nuevas misiones a la Luna ayudarían a preparar un viaje a Marte
  • El astronauta viajó al espacio dos veces, una de ellas a bordo del Discovery
  • Cree que jubilar a los 'shuttle' fue una decisión 'comprensible y lógica'
¿Marte, un asteroide o de nuevo a la Luna? Tras cancelar el programa Constelación para enviar una misión tripulada a nuestro satélite, el presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró que el próximo objetivo de la NASA sería llegar a Marte o un asteroide hacia el año 2035. El debate sobre cuál sería el mejor destino para una misión tripulada sigue abierto.
Thomas Reiter (Alemania, 1958), astronauta y director de vuelos tripulados de la Agencia Espacial Europea (ESA), comparte la opinión de otros veteranos colegas que defienden que aún queda mucho por explorar en la Luna. "Marte es el objetivo más visible pero aún hay importantes cuestiones por resolver, como proteger a los astronautas de la radiación durante el viaje", señala a ELMUNDO.es durante su breve visita a España, donde participó en el encuentro SpaceForum, organizado por los cursos de verano de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Viaje a Marte

"Si yo tuviera que elegir, escogería la Luna de nuevo. Primero, porque sigue siendo muy interesante desde el punto de vista científico. Es como un libro de historia de nuestro planeta. Y aunque el hombre ya ha estado en la Luna, ha ido a regiones geológicamente menos interesantes que las zonas polares. En segundo lugar, hay una alta probabilidad de que haya agua en los polos, y si queremos establecer bases permanentes en el espacio, el agua es fundamental. Además, si pretendemos recorrer distancias muy largas, creo que antes necesitamos desarrollar las tecnologías necesarias para lograrlo en destinos más cercanos. Tenemos que demostrar que podemos sobrevivir en la superficie de un cuerpo celeste antes de recorrer la distancia entre la Tierra y Marte, un viaje realmente largo. Pero se trata de mi opinión personal. Si EEUU o Rusia deciden ir a Marte en los años treinta, pienso que Europa cooperará con ellos, aunque no creo que podamos ir directamente allí", señala el astronauta.
Asimismo, considera que "si queremos mandar a gente a Marte habrá que aumentar la inversión". Sin embargo, cree que este obstáculo podría solventarse con la cooperación internacional, un factor muy importante en la actualidad.
Thomas Reiter y Pilar Román, del CDTI, durante el encuentro SpaceForum.. | Ruth Gaite / UPM.Thomas Reiter y Pilar Román, del CDTI, durante el encuentro SpaceForum.. | Ruth Gaite / UPM.
Respecto a la posibilidad de hacer un viaje sólo de ida a Marte para abaratar costes, como han sugerido el astronauta Buzz Aldrin o el científico Paul Davies, Reiter rechaza tajantemente la propuesta y considera que no sería viable. Como astronauta, asegura, no aceptaría una misión sin regreso a la Tierra.
"De momento, el destino para la próxima misión tripulada no está muy definido. El espectro es muy amplio y estoy bastante seguro de que en el próximo año la NASA estrechará este abanico de opciones. Se trata de una decisión política pero con el desarrollo de los dos elementos principales, un gran lanzador y una cápsula para transportar a la gente al espacio más allá de la baja órbita, creo que algunos elementos importantes del programa Constelación sobrevivirán", afirma el director de vuelos tripulados de la ESA.

El fin del programa de los 'shuttle'

Reiter, que voló en el Discovery en 2006 (su otra misión espacial fue en 1995 en la ya desmantelada estación Mir), cree que el fin del programa de transbordadores es un acontecimiento triste para todos los que han volado en ellos: "Estábamos fascinados por las capacidades de estos vehículos, eran únicos: podían transportar una gran carga al espacio, eran reutilizables y permitían volar como si se tratase de un avión. Realmente son unas máquinas fantásticas. Pero, por otro lado, tenemos que mirar al futuro y hay que ver la parte positiva. Los transbordadores tenían altos costes de mantenimiento y operación, y estaba bastante claro que, debido a la situación de la NASA, había que tomar medidas para destinar presupuesto al desarrollo de un nuevo sistema de transporte. Así que la decisión de acabar con el programa de los 'shuttle' es comprensible y lógica", añade.
A pesar de las dudas sobre el futuro de la carrera espacial de la NASA, Thomas Reiter cree que su liderazgo sigue siendo indisputable: "Nadie duda de que EEUU sigue siendo el líder en el espacio", asegura.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/19/ciencia/1311090971.html

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario