blogger counters

miércoles, 31 de agosto de 2011

Ruidos que están matando a los animales marinos

Última actualización: Martes, 30 de agosto de 2011
 
Ruidos insoportables que causan la muerte o patologías permanentes.
Delfines Foto gentileza UPC
Los cañones de aire comprimido utilizado en prospecciones de gas pueden causar la muerte de animales marinos.
Ésa es la realidad que enfrentan en forma cada vez más frecuente ballenas, delfines y otros organismos marinos como consecuencia de la actividad humana, según expertos en Barcelona.

Las fuentes del ruido van desde barcos hasta sonares militares, desde cañones de aire utilizados en prospecciones para gas y petróleo hasta la construcción de parques eólicos marinos.
"Hace 20 años empezamos a tener los primeros indicios de que este ruido está afectando a los organismos que viven en el mar, hasta tal punto que si no se resuelve este problema pueden llegar a desequilibrarse por completo esos ecosistemas", dijo a BBC Mundo el Dr. Michel André, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña y director del Laboratorio de Aplicaciones Bioacústicas.
"La exposición a fuentes acústicas de muy alta intensidad provoca la muerte en el acto por destrucción de las células sensoriales"
Michel André, Universidad Politécnica de Cataluña
André y sus colegas estudian el impacto de fuentes acústicas en los organismos marinos y han lanzado un proyecto pionero, LIDO (Listening to the Deep Ocean Environment), que incluye un sitio en internet en el que pueden escucharse, en tiempo real, los ruidos marinos en diferentes puntos del planeta.
El experto cree que gracias a esta nueva tecnología de monitoreo acústico, disponible desde principios de año y accesible a cualquier empresa, es posible compatibilizar el desarrollo industrial con la protección de la vida marina.

Letal

Los sonidos son para los cetáceos el equivalente a la visión en los seres humanos. "Utilizan la acústica para su vida, para comunicarse", explica André.
Michel André Foto gentileza UPC
El sitio creado por Michel André y sus colegas permite a cualquier persona monitorear el ruido marino en varios lugares del planeta.
El ruido no es de un solo tipo y hay muchas clases de intensidades y frecuencia, según el experto. "Los más impactantes llevan a la muerte, pero otros menos intensos producen a largo plazo patologías crónicas".
"Lo menos grave es el enmascaramiento de las señales de alguna especie que intenta comunicar información. El animal pierde su capacidad para relacionarse en su medio con sus congéneres y esto puede ser indirectamente letal, si justo pasa un barco que no puede localizar y hay una colisión. También puede que se desoriente y vare en una playa lo que es sinónimo de muerte".
Al otro extremo están los sonidos con un impacto letal. "La exposición a fuentes de muy alta intensidad provoca la muerte en el acto por destrucción de las células sensoriales".
"Las fuentes son los sonares militares y los llamados airguns, cañones de aire comprimido que se utilizan en las prospecciones para gas y petróleo. Los oídos sufren algo similar a una onda expansiva después de una explosión, que causa hemorragias y destruye las células internas".
El caso más estudiado es el de los cetáceos, pero André señala que el impacto negativo también es sentido por otros animales como los cefalópodos, es decir, pulpos y sepias.

MONITOREO EN TIEMPO REAL

En el sitio listentothedeep.com es posible escuchar la contaminación acústica en el mar en distintos puntos del planeta
"En exposiciones de relativamente baja intensidad, pero prolongadas, se vieron traumas acústicos muy agudos".
"Si la exposición se detiene las células se pueden recuperar, si perdura hay una patología permanente. Es como cuando una persona va a una discoteca. Siente luego un zumbido que desaparece al cabo de unos días, pero si viviéramos en ese ambiente de ruido, el pequeño zumbido se transformaría en sordera".
Verificar el grado de daño no es fácil. "Para tener pruebas del impacto se necesita tener acceso a los animales cuando acaban de morir para extraer sus oidos y y ver si hay patologías. Es uno de los procesos mas difíciles porque si pasan unas horas de la muerte hay un proceso de putrefacción de los tejidos que hace que no se pueda discernir si lo que vemos es debido a la exposición a una fuente o no".

Acciones

Hasta ahora no había un patrón común para medir el ruido marino y comparar mediciones. El proyecto LIDO presentó por primera vez mediciones estándar realizadas en una extensa red de observatorios "desde Japón a Canadá o el Mediterráneo".
Parque eólico
La construcción y operación de parques eólicos en el mar también debe ser compatible com la protección de animales marinos, según André.
En el sitio listentothedeep.com es posible escuchar "lo que oiría un delfín debajo del agua". "Nosotros no tenemos oidos hechos para funcionar debajo del agua, hay un canal de aire entre nuestro pabellón externo y el oido interno, y eso hace que la intensidad de los sonidos sea menor. Oímos parcialmente", explica André.
En el sitio también se identifica en tiempo real la fuente del ruido, señalando, por ejemplo, si se trata de un delfín, un barco o un cachalote.
Aún no hay leyes a nivel europeo o internacional que exijan a la industria monitorear el impacto de sus ruidos en los seres marinos. "Se están escribiendo normativas ahora mismo, pero eso puede tardar meses".
"Hace algunos años faltaba el desarrollo tecnológico para dar solución a este problema, pero ahora cualquier industria puede tomar medidas"
Michel André
André cree, sin embargo, que la industria debe tomar acciones sin demora. "Con el sistema de monitoreo acústico se puede saber cuántos animales hay y a qué distancia, hay una conexión directa con las embarcaciones a través de un sistema de boyas que transmiten en tiempo real".
El experto señala, por ejemplo, que el lanzamiento de cañones de aire comprimido o los trabajos de instalación de un parque eólico pueden suspenderse momentáneamente si el sistema indica la presencia de cetáceos, hasta que se alejen del lugar.
Michel André llevará su trabajo a la cumbre de cambio climático en Durban, Sudáfrica, en noviembre. "Con la decisión de los estados de optar por energías limpias, hay cada vez mas construcciones de parques eólicos. Pero generan ruido cuando se construyen y cuando se operan, y no se sabe aún el impacto a largo plazo de esas frecuencias".
"Hace algunos años faltaba el desarrollo tecnológico para dar solución a este problema, pero ahora cualquier industria puede tomar medidas".
Para el experto, monitorear la contaminación acústica y proteger a los animales marinos "es ahora posible y es la responsabilidad de las administraciones y de la industría offshore incluir esta tecnología durante sus actividades".


Fuente: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/08/110830_ruido_mar_am.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario