blogger counters

sábado, 27 de octubre de 2012

Gran tormenta en Saturno sorprende a científicos


Si bien se sabía que una tormenta había cubierto la superficie del planeta, se desconocía que además las temperaturas se habían elevado a niveles nunca antes vistos, pasando de los -220 a los -150°C.


por La Tercera - 26/10/2012 - 11:46







 © Carolyn Porco and CICLOPS; NASA/JPL-Caltech/SSI
Fotografía del satélite Cassini a Saturno.




Una nueva estudio ha revelado que una enorme tormenta que cubrió a Saturno hace casi dos años fue más potente de lo que los científicos pensaban.

A finales del 2010 un grupo de astrónomos descubrieron una mancha blanca en la superficie de Saturno: Una tormenta gigante se estaba formando en el hemisferio norte del planeta. La tormenta creció rápidamente y en pocas semanas había logrado un tamaño impresionante, mucho más grande que nuestro planeta Tierra. Los vientos de la atmósfera de Saturno esparcieron la tormenta, provocando que en tres meses cubriera al planeta por completo, con un largo de 300.000 kilómetros.

A mediados del 2011 la tormenta ya había disminuido su intensidad, pero sus restos todavía podían verse en las imágenes tomadas por el satélite Cassini.

Por medio de la cámara infrarroja del satélite, los expertos descubrieron que la tormenta no solo había sido de gran tamaño y muy violenta, sino que también creó un vórtice, una tormenta dentro de una tormenta, que elevó las temperaturas de Saturno en 70° Celsius, llegando a los -150°C.

Si bien la temperatura es baja para los estándares de la Tierra, es muy alta para Saturno, en donde la temperatura promedio es -220°C.

"La temperatura se elevó de una manera tan extrema que casi es inconcebible, especialmente en esa parte de la atmósfera de Saturno, que usualmente es muy estable" señaló la autora de la investigación, Brigette Hesman de la Universidad de Maryland, en un comunicado. "Para tener un cambio de temperaturas de la misma escala acá en la Tierra tendrías que ir del invierno en Fairbanks, Alaska, al verano en el desierto de Mojave".

El equipo también detectó una gran emisión de etileno al momento de la tormenta, el cual se produjo cien veces más de lo que se pensaba que Saturno podía generar. Su origen es un misterio.

Si bien ya no quedan signos visibles de la tormenta en Saturno, el vórtice persiste hasta el día de hoy. Los científicos creen que se disipará para finales del 2013.

De acuerdo a Scott Edgington, científico a cargo del Cassini y del Jet Propulsion Laboratory de la Nasa, esta nueva información de las tormentas servirá para poder investigar más a fondo acerca de los procesos fotoquímicos que ocurren en la estratósfera de Saturno, de otros gigantes en el Sistema Solar y más allá.

Los resultados de la investigación saldrán publicados en la edición de noviembre de la revisa The Astrophysical Journal.


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+ RSS podcast Escribenos
Llamanos645979699

No hay comentarios:

Publicar un comentario