blogger counters

lunes, 7 de enero de 2013

Astrónomos británicos buscan vida extraterrestre desde Chile


El Estudio de Tránsito Generation (NGTS) se inicia a principios de este año cuando el primero de una docena de telescopios robóticos sea transportado a la cima del Cerro Paranal en el desierto de Atacama.


por La Tercera y Agencias - 06/01/2013 - 15:17







Un equipo liderado por astrónomos británicos ha lanzado una ambiciosa búsqueda de planetas que orbitan estrellas cercanas, los más brillantes a la Tierra, en el Cerro Paranal del desierto de Atacama. ¿Su objetivo? Encontrar a los principales candidatos para la pregunta más importante de todas: ¿hay vida en otros lugares?

"Al final, se trata de la comprensión de nuestro lugar en todo esto que nos rodea. ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuáles son las probabilidades de que algo similar puede ocurrir en otros lugares? ¿Qué gama de la vida está ahí?" dice Pollacco, un cazador de planetas de la Universidad de Warwick. "Estamos en un momento de la historia donde estamos a punto de ser capaz de responder a estas preguntas"

Los trabajos de construcción de 2 millones de libras (907.18 kg) del próximo Estudio de Tránsito Generation (NGTS) se inicia a principios de este año cuando el primero de una docena de telescopios robóticos es transportada a la cima de la montaña de 2.635 metros (8.645 pies) de Paranal.

El sitio aislado es el hogar de varias instalaciones, incluyendo el Observatorio Europeo del Sur Telescopio, y cuenta con excelentes condiciones atmosféricas para observar las estrellas.

Una vez que esté instalado, los telescopios mirarán hacia el cielo a través del techo abierto de un edificio de protección realizada por una firma de Cornualles. Los telescopios son extremadamente sensibles a los cambios en el brillo de las estrellas. Trabajando al unísono, se vigilan las sombras fugaces emitidas por los planetas desconocidos.

Un planeta errante delante de su estrella - como se ve desde la Tierra - provoca un momentáneo oscurecimiento de la luz, imperceptible para el ojo humano y que se repite con cada órbita.

El equipo espera tener cuatro años para completar su estudio de las estrellas brillantes y cercanas. Cada año, cada telescopio se verá en cuatro trozos de cielo del tamaño de una mano extendida con el brazo en la misma inclimación. El grupo, que incluye a astrónomos del Centro Aeroespacial de Alemania y el Observatorio de Ginebra, tienen la esperanza de ver decenas de planetas dos a cinco veces el diámetro de la Tierra.

LA FÓRMULA

En la tierra, el aire contiene una mezcla de gases que delatan la presencia de organismos vivos. Por ejemplo, sólo las plantas y bacterias fotosintéticas pueden producir grandes volúmenes de oxígeno. Indirectamente, el vapor de agua en el aire apunta a agua líquida en el suelo. Toda la vida en la Tierra depende del agua, y lo mismo puede aplicarse a la vida como la conocemos en otra parte.

Hay dos formas de medir la atmósfera de un planeta en tránsito. Ambos son endiabladamente difícil, pero se hizo ligeramente más fácil si la estrella del planeta orbita es brillante. La forma más común es medir las distintas longitudes de onda de luz que vienen de estrella madre del planeta, y ver cómo éstas cambian, cómo el planeta se mueve a través de su cara.

El segundo método es más complicado todavía. Se busca los cambios de luz que provienen del planeta a medida que se mueven detrás de la estrella. Al igual que la Luna, aparece brillante porque refleja la luz del sol en nuestro camino, planetas tan lejanos reflejan la luz de sus propias soles a la Tierra. Esta luz desesperadamente débil ha pasado a través de la atmósfera del planeta y por lo tanto, lleva la firma de sus gases constituyentes.

TAREA FORMIDABLE

Pollacco dijo que el equipo se basaría en una serie de otras tierras y espacio de los telescopios para estudiar las atmósferas de los planetas que encontraron. Primera línea será el Very Large Telescope, que ya está en marcha y funcionando en la montaña Paranal, y el Telescopio Espacial Spitzer.

Sin embargo, las esperanzan están sobre el James Telescopio Webb Space, un sucesor del Hubble, el cual se lanzará en cinco años, y el Telescopio Europeo Extra Grande, aprobado para la construcción en Paranal, en una reunión del consejo del Observatorio Europeo del Sur en diciembre del año pasado.

Aún con toda esta tecnología, la tarea es formidable. Para capturar luz de las estrellas que han pasado por la atmósfera de un planeta es bastante difícil. Para descubrir cómo su espectro ha cambiado como resultado es aún más. "Es una pesadilla. Es increíblemente difícil de hacer", dice Pollacco. "Pero si esto era fácil de hacer, lo habría hecho."


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+ RSS podcast Escribenos
Llamanos645979699

No hay comentarios:

Publicar un comentario