blogger counters

sábado, 8 de junio de 2013

Arqueólogos encuentran entierro en un panteón prehispánico en México

Se estima que la tumba tiene una antigüedad de entre 1.500 y 2.500 años.
por DPA - 07/06/2013 - 16:13

© INAH

Arqueólogos del Intituto Nacional de Antropología e Historia(INAH) encontraron restos óseos en una tumba hallada a fines de abril pasado en un panteón prehispánico del estado de Colima. La tumba, así como cinco entierros más encontrados a su alrededor se estima que tienen una antigüedad de entre 1.500 y 2.500 años.


El arqueólogo del Centro INAH-Colima, Marco Zavaleta, responsable de las excavaciones, explicó que las tumbas de tiro como la encontrada son espacios mortuorios subterráneos, caracterizados por contener un acceso vertical de entre uno hasta 15 metros de profundidad y que a su vez desembocan en una o varias bóvedas con restos humanos y a veces ofrendas.

"En un primer momento, al interior de la tumba de tiro (de 1,2 metros de profundidad) descubrimos una serie de huesos apilados en desorden, que bien podían conformar las osamentas de más de 10 individuos; sin embargo, al continuar con la excavación y retirar todos los restos óseos, nos percatamos que debajo de ellos se encontraba una capa de tierra que cubría el esqueleto semicompleto de un hombre", indicó el especialista.

Se calcula que este hombre tenía más de 40 años de edad al momento de fallecer y estaba acompañado de una ofrenda, integrados por una olla y un recipiente de cerámica que contenía en su interior algunos huesos aún no identificados.

También se localizó en el lugar una segunda olla en forma de globo, sin material en su interior; una vasija en forma de tortuga con cabeza antropomorfa y cuatro cuentas de piedra verde (dos circulares y dos en forma de rana).

Por asociación con la cerámica hallada en el lugar los especialistas creen que los restos óseos datan de los años 1 a 500 después de Cristo.

"Sería el entierro principal, en tanto que los demás huesos desarticulados quizá sólo fueron parte de su ofrenda, o enterramientos que se incorporaron posteriormente en diferentes fechas, a manera de cripta familiar", indicó Zavaleta.

Sobre el hallazgo, la antropóloga física del INAH Rosa María Flores explicó que la osamenta se descubrió semicompleta dado que faltan restos óseos de las extremidades, que se cree podrían ser los encontrados en los recipientes que estaban junto al individuo.

Cerca de estos entierros los especialistas hallaron otras tumbas con restos de tres mujeres, una que se cree era tejedora debido a que tenía dos punzones de huesos de venado que en la época se utilizaban para esta práctica, y un menor de entre 0 a 3 años.

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+ RSS podcast Escribenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario