blogger counters

lunes, 17 de junio de 2013

El proyecto para perpetuar al hombre a través de un avatar

Iniciativa 2045 busca que los humanos traspasen su conciencia a un robot para seguir viviendo.
por Cecilia Yáñez - 17/06/2013 - 08:08



En el año 2154, los humanos invadieron la luna del planeta Polifemo para extraer un mineral que terminaría con los problemas energéticos de la Tierra. Para infiltrarse, crearon avatares, cuerpos artificiales semejantes al de los na’vi, habitantes de Polifemo, que cobran “vida” al conectar su cerebro a una máquina y traspasar su información.


Es la historia que James Cameron llevó al cine y que hoy quiere ser convertida en realidad por una organización internacional llamada Iniciativa 2045. El proyecto busca crear el primer avatar ese año. Dicen que es el próximo paso evolutivo del hombre y la opción de perpetuarse tras la muerte.

Tras el proyecto está Dmitry Itskov (32), un multimillonario ruso. Y aunque la apuesta suene descabellada, varios científicos creen en ella, entre ellos expertos del MIT, Harvard y Oregon. Incluso, algunos como Ray Kurzwei (director de Ingeniería de Google), Amit Goswami (U. de Oregon), David Hanson (fundador de Robótica Hanson) e Hiroshi Ishiguro (creador de los Geminoids, robots de apariencia humana), apoyan la iniciativa.

Esencia en el cerebro

Para los científicos, un humano está determinado por su cerebro. De allí que la apuesta de Avatar 2045 es traspasar la información del cerebro de una persona a un cuerpo no biológico (igual al del humano) que actúe como su avatar.

Para Natasha Vita-More, filósofa y futurista norteamericana y que participa de la iniciativa, un avatar es otro paso más en la evolución del hombre, como del homínido al sapiens. “Tiene sentido que nuestro ingenio y nuestro deseo de explorar lo desconocido desarrolle herramientas para extender la vida”, dice a La Tercera.

Aclara que este proyecto es más que un robot de uno mismo. “Un avatar es un transhumano, una persona humana no biológica que se considera que es real y consciente. Eso significa que es un humano en transición a convertirse en un ser no-biológico y vivir indefinidamente”, dice.

El proyecto tiene varias etapas. De acuerdo al programa, lo primero es crear un humanoide llamado “Avatar” y un sistema que enlace un cerebro con un computador. Esta tecnología ya existe. Por ejemplo, en la U. de Duke trabajan en un exoesqueleto para ayudar a caminar a personas con parálisis. “Casi todos los componentes del Avatar existen. Sólo tenemos que integrar todo”, dice Itskov a La Tercera.

Para esta primera etapa, Hanson ya trabaja en torso robótico del propio Itskov. Lo que sigue es crear un soporte vital para el cerebro que se conecte al “Avatar”. La fase final es un cerebro artificial al que se le pueda transferir la información de un cerebro humano.

Algunos científicos creen que la conciencia es un proceso computacional en el cerebro y por lo tanto, datos que se pueden descargar, para que cuando el cerebro muera, la persona siga viviendo.

“Ya hay un montón de personas que prefieren no morir”, asegura Itskov.

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+ RSS podcast Escribenos

No hay comentarios:

Publicar un comentario