blogger counters

sábado, 2 de noviembre de 2013

Seis joyas malditas de la historia

Desde el diamante que acompañó a María Antonieta cuando fue gillotinada hasta el anillo que inspiró a J.R.R Tolkien para el Señor de los Anillos.
por La Tercera - 01/11/2013 - 11:59

La historia está llena de leyendas y mitos referentes a objetos con maldiciones, y si bien la mayoría queda solo en la ficción, existen algunas historias que sí poseen respaldo histórico.

A continuación presentamos seis objetos con historia que han llevado desgracias a sus dueños:




El Diamante Hope

De acuerdo al rumor, esta joya fue robada de un sacerdote hindú y fue adquirida por Jean-Baptiste Tavernier. Según la historia de la joya, todo aquel que la adquirió terminó muerto. Entre algunos de sus dueños estuvieron María Antonieta y el Rey Luis XVI, quienes fueron gillotinados; la Princesa de Lamballe, quien fue asesinada por una muchedumbre; Jacques Colet, quien se suicidó; Surbaya, apuñalado por su amante a quien le regaló la pidra, y Simon Motharides, quien murió junto a toda su familia cuando su carruaje chocó.





El Diamante Orlov

Según la leyenda, este piedra fue robada de uno de los ojos de la estatua del dios hindú Brhama en la ciudad india de Puducherry, lo que indicaría la seguidilla de suicidios que ocurrió entre los dueños de la piedra.

J.W. Paris, quien llevó el diamante a Estados Unidos en 1932, murió saltando desde un avión en Nueva York. Los siguientes dueños fueron dos princesas rusas, Nadia Vyegin-Orlov y Leonila Galitsine-Bariatinsky, quienes también se suicidaron con meses de diferencia al saltar desde un edificio en Roma. Luego de esto fue cortado en tres pedazos por un joyero que indicó que era la única forma de romper la maldición.





El diamante Koh-i-Noor

Esta joya de 186 kilates puede verse en la Torre de Londres como parte de la exhibición de joyas reales. El diamante fue tomado de la India en 1850 y fue entregado a la familia real británica. Actualmente forma parte de la corona de la Reina Elizabeth. La maldición que posee, sin embargo, afecta a solo los hombres, pues cada rey que ha ocupado la joya ha perdido su trono.





El Anillo Vyne

Algunos creen que este es el anillo que inspiró a J.R.R Tolkien para inventar el Anillo Único de El Señor de los Anillos. Este antiguo anillo romano lleva la inscripción en latín "SENICIANE VIVAS IIN DE". La frase en realidad debería decir "SENICIANE VIVAS IN DEO", o "Seneciano, que vivas en Dios". El anillo fue encontrado en 1785 en una granja ubicada en Hampshire, al sur de Inglaterra. En el s. XIX se encontró una tablilla de maldición en latín que hacía referencia a un ladrón que había robado la joya: "Al dios Nodens. Silviano ha perdido un anillo y donará la mitad (de su valor) a Nodens. A quienes se llamen Seneciano no permitas que gocen de buena salud mientras no devuelvan el anillo al templo de Nodens".





The Delhi Purple Sapphire

Esta joya fue descubierta hace 30 años por Peter Tandy, conservador en el Museo de Historia Natural en Londres. Supuestamente esta piedra estaba sellada dentro de varias cajas y rodeada de hechizos protectores junto a una advertencia:

"Quien sea que la abra, primero debe leer esta advertencia y luego hacer lo que desee con la joya. Mi consejo para él o ella es tirarla al mar". Muchos sospechan que la joya fue parte del tesoro sacado de un saqueo al Templo de Indra durante la Rebelión en la India de 1857. El cuarzo fue llevado a Inglaterra por el Coronel W. Ferris, quien eventualmente quedó en bancarrota, al igual que su hijo luego de que heredara la joya. Luego fue comprada por el escritor Edward Herol-Allen, quien señaló que solo obtuvo mala suertecon la joya. La regaló a unos amigos, quienes la regresaron luego de también experimentar mala suerte, incluyendo una cantante que perdió su voz.

La joya fue eventualmente sellada y enviada al banquero de la familia con instrucciones para que se quedara sellada hasta la muerte de Heron-Allen. Luego de tres años desde su muerte el banquero podía donarla.





El tesoro de Karun

Este es una colección de joyas, platos, recipientes y varios artefactos de oro, sin embargos son dos piezas que han causado problemas a sus dueños: un broche y un collar. Como parte del tesoro del Rey Creso, el saqueo data entre 547 a. C. En 1965, cuando fue descubiero el sitio de excavación, casi todos los saqueadores enfermaron, tuvieron mala suerte, y murieron.


Fuente: io9.

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+ RSS podcast Escribenos

1 comentario:

  1. Impresionante la historia de cada una de estas joyas. Tendrán alguna informacion sobre los engelsrufer, estas joyas bonitas son peculiares.

    ResponderEliminar