blogger counters

sábado, 10 de junio de 2017

Entrevista a José Manuel Morales sobre su libro "Templarios"



Tras llevarnos de su mano por los Enigmas y misterios de Córdoba e informarnos de las casas encantadas de su tierra a través de "Casas encantadas de Córdoba" ahora el divulgador y escritor cordobés José Manuel Morales nos sorprende sobre un interesante ensayo titulado "Templarios" publicado recientemente por Ediciones Luciérnaga. En la búsqueda no podíamos dejar la oportunidad de entrevistarlo para que nos comente de su nueva obra y sus futuros proyectos.





Los que estamos metidos activamente en la búsqueda de respuestas solemos tocar “varios palos”, diferentes temas en los que vemos interconexiones y similitudes y en tu caso pienso que eso será lo que te ha llevado a publicar “Templarios” con la editorial Luciérnaga, ¿es así?

Como tú bien dices, el misterio abarca temáticas muy variadas. Nuestra historia se encuentra plagada de enigmas, y los templarios son el nexo de unión perfecto para temas tan fascinantes como el Arca de la Alianza, el Santo Grial, la Sábana Santa, los mensajes cifrados de las catedrales góticas o las inquietantes vírgenes negras.


Con el título ya dejas bien claro de qué trata el libro y no hay cabida a especulaciones. Pero, ¿qué podemos encontrar, en concreto, en tu ensayo?


He tratado de alejarme del libro clásico sobre templarios y ofrecer, tanto al lector avezado en el tema como al que se inicia ahora, una aventura diferente. Templarios es un ensayo que se lee como una novela, en el que el lector se unirá a un viaje de más de ocho mil kilómetros tras las huellas de estos enigmáticos caballeros. Juntos, descifraremos códigos, desempolvaremos viejos libros, recorreremos caminos sinuosos y visitaremos fortalezas míticas.


La historia del Temple, de los templarios, ¿es tal como se suele contar o se ha mitificado demasiado su figura?

Ten en cuenta José Antonio que la orden fue declarada herética, y la Iglesia hizo desaparecer gran parte de la documentación existente sobre ellos. Eso ha dejado una serie de lagunas históricas que muchos novelistas han aprovechado para lucubrar sobre su figura, lo que ha alargado su sombra y disparado la fantasía. Pero, a pesar de que algunos misterios hayan sido exagerados, el Temple guarda aún inquietantes enigmas por revelar.




En uno de los capítulos describes detalladamente cómo vivía un templario, ¿en qué se puede diferenciar o asemejar a aquellas personas que hoy dicen ser descendientes de la Orden del Temple?

Respecto al modo de vida, en nada. Debemos tener en cuenta que los templarios de los siglos XII y XIII eran fanáticos religiosos que entregaban la vida por su dios. Realizaban voto de obediencia, pobreza y castidad. Una persona que vive en la actualidad en Occidente, con todas las comodidades del mundo moderno, no se puede comparar con un templario. Lo único que quizás sí que hayan heredado algunas organizaciones discretas sea el uso de su simbología, y de algunos de los rituales que practicaron en secreto.


Las catedrales del gótico, aparte de su belleza y de su estética, no estaban hechas porque sí. Todo en su construcción tenía una motivación, ¿qué misterios nos han llegado hasta nuestros días?

Aunque gran parte de la iconografía original se ha perdido, algunos de sus misterios han sobrevivido hasta la actualidad. En el libro analizo los enigmas de la catedral de Chartres y de Notre-Dame, iconos del gótico francés. Y en España, hago lo propio con templos tan populares como los de Burgos o León, y otros menos conocidos como El Burgo de Osma. Todos ellos contienen cantidad de símbolos escondidos que, si los miramos con los ojos adecuados, nos darán gran cantidad de información sobre cómo pensaban los templarios.



Rennes-le-Château suele estar presente en las revistas de misterio, programas, etc... pero su historia, la de Bérenger Saunière, se nos presenta con muchas luces y sombras y lo expones en el libro...

Es increíble como un pueblecito cuyo censo no llega ni a los cien habitantes ha podido dar lugar a una historia tan fascinante. A mí personalmente me dejó maravillado el ambiente de intriga y misterio que aún hoy se respira cuando se pasea por allí de noche. Historias de curas que profanan tumbas, tesoros escondidos, asesinatos rituales… está claro que este es uno de esos lugares donde la realidad supera con creces la ficción.


Otros temas que tratas en “Templarios” y ya de por sí darían para decenas de libros es la búsqueda del Santo Grial, el secreto de las vírgenes negras ibéricas, la copa de la Última Cena... cómo has abordado el estudio de dichos temas, parte de los cuales podemos ver en el libro.
Los he abordado a la antigua usanza, como los periodistas de antes: mochila al hombro, cámara de fotos al cuello y cuaderno de campo en la mano. Tal y como relato en el libro, primero me documenté a fondo. Y luego, acudí a los lugares para comprobar si lo que había leído era real. Preguntando a los vecinos, a los conservadores, a los párrocos… examinando de cerca cada símbolo, cada figura, cada templo, descubrí que algunos autores habían cometido errores, y otros habían mentido. Por eso, casi la mitad de lugares que visité luego no me sirvieron para el ensayo. En el libro he incluido sólo aquellas historias que considero veraces.



Para aquellos que nos gusta ir a los lugares de misterio y en este caso lugares históricos, enclaves con muchos enigmas encerrados en sus paredes, apuntas varios de ellos que has visitado, relacionados con los templarios, ¿cómo le dirías a los buscadores que afrontaran la visita de dichos enclaves?

Con mente amplia y los ojos muy abiertos, atendiendo a todos los detalles, desde los más visibles (que a veces ocultan dobles lecturas) hasta los más imperceptibles. Tomando el teleobjetivo de la cámara y observando al milímetro sus fachadas. Rastreando los capiteles de las columnas, los canecillos, las gárgolas… la sensación de descubrir el significado oculto de un símbolo que ha estado ahí durante siglos es indescriptible.


A los divulgadores, escritores, periodistas, investigadores, etc. que traemos a En la búsqueda siempre le hacemos la misma pregunta y tú no vas a ser la excepción. Eres libre de contestar o no, lógicamente, pero me gustaría saber si has sido protagonista o no de un encuentro con lo insólito, y si es así si nos puedes comentar a grandes rasgos lo sucedido.


Hasta ahora sólo he sido capaz de captar algunas psicofonías, pero la cosa no ha pasado de ahí. Nunca he sido testigo de una aparición ni he podido presenciar un fenómeno paranormal en directo. Me gustaría, ya que yo también estoy aquí en busca de respuestas, y ser protagonista de un encuentro con lo insólito seguro que te disuelve muchas dudas. Pero aún no me ha llegado la hora.




Para finalizar, y si se puede saber, ¿nuevos proyectos en el horizonte?, ¿en qué andas metido?

En estos momentos tengo varios proyectos ilusionantes en el horizonte, pero antes de embarcarme de lleno en alguno de ellos, voy a esperar a ver la reacción de mis lectores ante la nueva obra. Al igual que tú, que consultas frecuentemente a tu audiencia por los temas que quiere que trates en tu maravilloso programa, yo también escucho la opinión de mi gente. Y serán ellos quienes me dirán si les ha gustado la nueva línea literaria que he tomado, ya sea en esos ratitos en los que conversamos después de las presentaciones o por las redes sociales. Si mis lectores quieren, seguiré escribiendo sobre enigmas históricos. Si no, buscaré otro tema de los muchos que me apasionan. Soy de los que piensan que el lector siempre tiene la razón.


Gracias por compartir con todos los buscadores parte de tu obra y de tu trabajo y de hacernos partícipes de qué podemos encontrar en tu nuevo libro “Templarios”. Nos seguimos encontrando en este camino de la búsqueda de respuestas, José Manuel. Hasta siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario